Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL ILO Y LAS DEFENSORÌAS UNIVERSITARIAS

EL ILO Y LAS DEFENSORIAS UNIVERSITARIAS

APUNTAMIENTOS INTRODUCTORIOS AL INSTITUTO LATINOAMERICANO DEL OMBUDSMAN-DEFENSOR DEL PUEBLO, ILO, SOBRE LA DEFENSORIA UNIVERSITARIA EN SU CARÁCTER DE OMBUDSMAN ESPECIALIZADO

1.- Planteamiento

El presidente del ILO, Dr. Carlos Constenla ha encomendado a los suscritos Leoncio Lara Sáenz y Leticia González Flores miembros del Instituto y ex defensores universitarios, realizar el planteamiento introductorio sobre el tema de las defensorías universitarias y su relación con el Instituto Latinoamericano del Ombudsman-Defensoría del Pueblo.

Con el carácter mencionado, los responsables hemos preparado los presentes apuntamientos sobre el tema, en los cual se hace primeramente el deslinde del concepto de Universidad y de la autonomía de la misma y se continua con el examen de las defensorías universitarias sus objetivos y fines, para acotar su carácter de ombudsman especializado y se prosigue con una referencia a los fines y Estatutos del ILO al respecto, para posteriormente concluir con las razones y motivos que han hecho posible que el Instituto haya reconocido e incorporado en sus trabajos dicha temática, al resolver la creación en el cuadro de su directiva una Dirección sobre las Defensorías Universitarias.

2.- Las Universidades de la Región

Las Universidades de la región, siguen ocupadas en mantener su autonomía extensa o limitada frente a los estados nacionales intensamente y con gran conciencia nacionalista, y están empeñadas en cumplir con sus fines y características irrenunciables desde luego, las de formar profesionistas para el beneficio y solución de los problemas sociales, investigar para contribuir con sus productos y sus avances científicos a su integración a la sociedad mundial del conocimiento, y extender y difundir la cultura y, a través de sus egresados, a la prestación de servicios profesionales de salud, gestión, infraestructura y muchas otras opciones de contenido resolutivos a los problemas de la sociedad de su entorno.

Para el efecto correspondiente se ha intentado plantear una definición, incompleta como todas, de la universidad que expresa: que son fines de la universidad autónoma pública o privada, laica o no y gratuita, contribuir a la transformación de la sociedad en un sentido democrático y de progreso social, para lograr la justa distribución de los bienes y resultados del conocimiento, materiales y culturales dentro de un régimen de igualdad y libertad y cuyos objetivos fundamentales son los de formar profesionistas para la sociedad, desarrollar investigación social y científica en beneficio de la soberanía de la nación y extender y difundir la cultura para todos, dentro de los principios de libertad de pensamiento y libertad de cátedra y de investigación, con participación plural y democrática de su comunidad, lo que permite intentar acciones de alto contenido social y de servicio dentro de un estado nacional de derecho que preserva y reconoce los derechos humanos y universitarios de las personas que forman parte de su comunidad y paralelamente de aquellas que integran su sociedad.

En efecto, el concepto mismo de universidad como equivalente al lugar de la universalidad de las ideas y de los conocimientos, en donde priva la participación democrática y plural en la construcción del conocimiento científico y la formación de profesionistas, así como en la formación de una cultura nacional, fue la base del desarrollo de las instituciones desde su formación, pero también se expresa así como histórica en los movimientos de Córdoba, 2

Argentina en 1918 en los que los estudiantes lucharon, entre otras, por la libertad de conciencia y de pensamiento. 1

1 V. Tunnermann Berheinn, Carlos. Noventa años de la reforma Universitaria de Córdoba (1918-2008), Buenos Aires, CLACSO, 2008, passim

2 Artículo 3º Frac. VII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Las universidades en nuestras latitudes, por otra parte, han tenido un desarrollo paralelo y concomitante al del país en donde se han desarrollado. En el caso de la educación superior, ésta se ha venido realizando conforme a la doctrina educativa del estado en cuestión, se han agregado la gratuidad, la laicidad, a su carácter público y autónomo, debido a las características técnicas del servicio público que se ofrece como organismos descentralizados del Estado, además de que la enseñanza y la investigación científica y la extensión y difusión cultura que se realiza en las Universidades, deberán reportar beneficios a la sociedad en su conjunto y no a sectores elitistas de la misma.

En el caso de México su Constitución Política, ha venido desde 1981 a confirmar la nómina de los elementos que integran la autonomía de las instituciones de educación superior y universidades públicas: Facultad y responsabilidad de gobierno propio; Nombramiento interno de autoridades; Establecimiento de normatividad y reglamentación interna; Realización de sus fines de educar, investigar y difundir la cultura; Libertad de cátedra e investigación y libre examen y discusión de las ideas; Determinación de planes y programas; Capacidad de expedición de Títulos Profesionales; Fijación de los términos de ingreso, promoción y permanencia del personal académico; Personalidad jurídica y patrimonio propios y capacidad de gestión del mismo. 2

La universidad pública autónoma, por un lado, tiene dentro de las altas responsabilidades que le confiere su autonomía, la facultad para expedir todas las normas, reglamentos y acuerdos necesarios, generales y particulares, para el cumplimiento de sus fines dentro del orden jurídico nacional y por otro, el respeto y la observancia de los derechos universitarios y humanos de los miembros de la comunidad universitaria.

3.- Las Libertades y Autonomías de las universidades de la Región

En general las libertades autonómicas de las universidades en la región se describen de la siguiente manera: la autonomía histórica libertad de cátedra e investigación; autonomía técnica para realizar su función pública; autonomía laboral de las organizaciones sindicales y las reglas de ingreso, promoción y permanencia del personal académico; autonomía de gobierno; la facultad y responsabilidad de gobernarse; nombrar a sus autoridades; democracia electoral de los universitarios, académicos, estudiantes y trabajadores administrativos; la capacidad de sus miembros para participar en los órganos de gobierno; autonomía legal, administrativa y financiera; detentar personalidad jurídica; establecer su normatividad y reglamentación interna; contar con patrimonio propio y administrar libremente el mismo y recibir aportaciones financieras del estado y destinar, disponer y comprobar pública y externamente el uso de las mismas, así como generar ingresos propios, sin alterar sus fines, y usar y disponer de los mismos en razón del cumplimiento de sus programas; autonomía para expedir conforme al orden jurídico vigente las normas generales y las administrativas, académicas escolares y operativas.

4.- Los Derechos Humanos

Por otra parte, el tema de los derechos humanos, expresa una decisión política fundamental incorporada a la constitución de cada país que los ha adoptado, es decir, la del respeto a 3

la preservación de la vida, la dignidad humana, la libertad, la legalidad y todos los derechos fundamentales como una garantía de un compromiso humanista y de voluntad democrática.

Por todos estos antecedentes, se puede afirmar que el carácter de la institución de la universidad autónoma y pública es un elemento resultante e integral del concepto moderno del estado constitucional de derecho. 3

3 Véase como un ejemplo de enunciado normativo el Artículo 1º de la Constitución Política Mexicana

5.- El defensor universitario como Ombudsman Especializado en la defensa, preservación, restauración y difusión de los derechos humanos.

La Defensoría de los derechos universitarios o Procuraduría académica o defensoría universitaria en general, es una instancia independiente de la estructura académica y administrativa de las universidades e instituciones de educación superior, que no constituye una autoridad de las mismas y cuyas recomendaciones no son vinculantes y que funciona como un ombudsman especializado al interior de las Instituciones que han decidido establecerla dotándola de autonomía, imparcialidad, accesibilidad, con funciones restaurativas y facultades conciliatorias y de intermediación.

Las defensorías universitarias funcionan además como custodios del orden jurídico universitario y garantes del régimen legal del país en donde se establecen, para la defensa de los derechos humanos, escolares y académicos de los miembros de la comunidad universitaria, alumnos, docentes, investigadores y eventualmente trabajadores Administrativos y, en su caso para restaurar los mismos o cuando se cometan actos, emitan resoluciones o se realicen omisiones contrarias a la Legislación Universitaria o a los derechos humanos de los miembros de sus comunidades, o cuando estos sean irrazonables, injustos o inadecuados, así como para lograr la difusión, divulgación y consolidación de una cultura de derechos humanos y, en su jurisdicción además contribuyen democráticamente a la formación o a la consolidación del estado de derecho constitucional en el país donde se encuentre ubicadas.

Por otra parte, el Defensor de los Derechos Universitarios, como ombudsman especializado, deberá ser una persona de reconocida solvencia moral que, a través de la asesoría, la mediación, no solamente haga valer el orden legal universitario, sino el estado de derecho a favor de los universitarios a quienes se les hayan violado sus derechos humanos o derechos académicos o escolares.

La Defensoría universitaria, tiene tambien la responsabilidad de conocer y resolver sobre actos que afecten a derechos que otorga la legislación universitaria, o de actos irrazonables, injustos, inadecuados o erróneos, y de recomendar que se dé respuesta al derecho de petición.

Además, tiene como funciones las de recibir quejas, buscar soluciones conciliatorias, realizar la investigación sobre la violación de derechos y emitir recomendaciones a las autoridades universitarias responsables de violar los derechos de estudiantes y personal académico, y dado que las mismas no son vinculatorias, puede proponer, en algunos casos, el inicio de un procedimiento de responsabilidad ante el Consejo Universitario, de la autoridad que no ejecute sus Recomendaciones una vez aceptadas éstas. 4

En efecto en materia de defensa de los derechos humanos, las universidades autónomas y las defensorías universitarias han sostenido en sus recomendaciones que el orden jurídico protege a todas las personas por el hecho de serlo y tienen derechos y prerrogativas fundamentales que se denominan derechos humanos, que protegen y defienden la dignidad de los seres humanos como tales y en el caso de las defensorías han creado instituciones independientes para realizar las funciones de proteger, prevenir, restaurar, sancionar y difundir los derechos humanos en sus resoluciones, así como los derechos universitarios específicos, académicos, escolares y laborales, de uso de instalaciones, entre otros, que cada universidad establece como propios de los miembros de la comunidad universitaria de que se trate. 4

4 Los autores se basaron en su práctica personal como ex defensores de la UAM de la División de Ciencias Sociales del Campus Iztapalapa y de la Universidad Autónoma Metropolitana UAM de México, así como en el Estatuto de la Defensoría de los Derechos Universitarios de la Universidad Nacional Autónoma de México

5 Consultar en http:/www.reddu.org.mx/. A iniciativa de Leoncio Lara Sáenz a la sazón Defensor Universitario de la UNAM se estableció en México dicha Red, originalmente integrada con los Defensores de las universidades de Aguascalientes; Benemérita Autónoma de Puebla; de Guanajuato; Autónoma de Guerrero y el ITESO institución privada de Jalisco. Actualmente dicha Red de Defensorías Universitarias REDDU cuenta con más de cincuenta Defensorías Universitarias afiliadas de España, Latinoamérica, Canadá, Austria entre otros países. Actualmente en España funciona la CEDU Conferencia Española de Defensorías Universitarias la cual ha formalizado relaciones con la REDDU de México.

6.- Existencia y agrupamiento de las Defensorías Universitarias en la región

“La Red de Organismos Defensores de los Derechos Universitarios”, REDDU, fue creada hace más de 10 años, con el espíritu de lograr la colaboración entre las defensorías universitarias que en esa fase comenzaban una etapa de eclosión en México y en España; en el caso de México, esas instituciones fueron resultado de una síntesis de los modelos escandinavo del ombudsman y del Defensor del Pueblo (español), que inició en la Defensoría de los Derechos Universitarios de la UNAM, en el año de 1985. Sin embargo, la historia de esas instituciones había comenzado en el continente americano, en Canadá en el año de 1965, en Vancouver y seguiría en Estado Unidos en esa década.

Algunas universidades del país, convocadas por la Defensoría de los Derechos Universitarios de la UNAM, establecieron en el mes de noviembre de 2004, la Red de Organismos Defensores de los Derechos Universitarios, anteriormente Red de Defensores, Procuradores y Titulares de Organismos de Defensa de los Derechos Universitarios, con el fin de contribuir a la promoción, estudio y defensa de las garantías en las comunidades de las instituciones participantes, así como fomentar la cooperación y el intercambio de experiencias.

Esta agrupación promovería el desarrollo de la cultura de protección a los Derechos Humanos en general, particularmente el de los universitarios, así como el alcance de los valores democráticos y la convivencia entre instituciones de educación superior. Además, se impulsará la realización de actividades académicas de licenciatura y de Posgrado o de especialización relativos al estudio y promoción de esta materia. Como apuntamos, otro de los objetivos será establecer y mantener relaciones de colaboración con organismos y entidades públicas o privadas, tanto nacionales como internacionales, relacionados con la defensa, estudio y promoción de estas garantías.” 5

Se debe señalar el hecho de que hoy en día en nuestro continente están establecidas y funcionan diversas Defensorías Universitarias en Canadá, Estados 5

Unidos de América, Puerto Rico, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico y Perú, entre otros países, y está en puerta la fundación de la Red Iberoamericana de Defensorías Universitarias que tendrá lugar en Córdoba, Argentina.

7.- Los Objetivos y Estatutos del ILO

Al establecerse el Instituto Latinoamericano del Ombudsman- Defensoría del Pueblo el 15 de Agosto de 1984 en Caracas, Venezuela se determinó que su objetivo central era el de:

“…promover la figura del Ombudsman en América latina y contribuir en la consolidación de los procesos democráticos y el respeto por los derechos humanos, luego de gobiernos de facto, violencia institucional y terrorismo de Estado. En la actualidad el ILO continúa promoviendo la creación de esta institución en todas las escalas que tengan autonomía institucional, con poderes legislativos propios, sea en los Estados nacionales que aún no cuentan con esta figura, como así también en las provincias o Estados locales y municipios… Al mismo tiempo impulsa la creación de redes con diferentes instituciones defensoras de los derechos humanos a la vez que organiza distintas actividades tendentes a difundir y desarrollar la educación en Derechos Humanos”.

De conformidad a sus Estatutos los propósitos del ILO, son entre otros

“1) Promover en América Latina la difusión y creación del instituto del Ombudsman o Defensor del Pueblo en la escala nacional, estadual, provincial, municipal o local, en base a las necesidades y características de cada país y cualquiera sea el nombre que adopte, procurando la más ajustada adecuación a las reglas establecidas en el estatuto del Instituto Internacional del Ombudsman (IOI) y a los llamados Principios de París (Principios relativos al Estatuto y Funcionamiento de las Instituciones Nacionales de Protección y Promoción de los Derechos Humanos) aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de diciembre de 1993. 2) Crear conciencia en los pueblos de la región de los derechos que le consagran las constituciones y las leyes de sus respectivos Estados, promoviendo el perfeccionamiento de sus respectivos sistemas jurídicos políticos en el marco de absoluto respeto por la heterogeneidad de las culturas y regímenes legales. 3) Propiciar la profundización y fortalecimiento de la democracia pluralista como vía irremplazable para garantizar el respeto por los derechos humanos. 4) Fomentar el espíritu de solidaridad y hermandad entre los pueblos latinoamericanos favoreciendo su armónico desarrollo, con especial dedicación a la defensa del ambiente. 5) Erradicar las desigualdades que vulneran los derechos básicos y la dignidad de los hombres y las mujeres de América Latina, favoreciendo la justicia social, la igualdad de oportunidades y condenando a la desaparición a toda forma de discriminación y abusos con los sectores más vulnerables de la población… 9) Apoyar la independencia y autonomía de los Ombudsman o Defensores del Pueblo y promover la cooperación y asistencia mutua… 14) Proyectar, organizar y supervisar conferencias internacionales vinculadas a los objetos que se han formulado. 15) …16) Emprender las acciones necesarias para cumplir con los propósitos enunciados.” 6

6 Los propósitos y estatutos del ILO pueden cotejarse en: http/www.ilo.defensordel pueblo.org/

CONCLUSIONES

I. Buen número de diversas defensorías universitarias se han venido estableciendo en diversos países de nuestro continente con el propósito de la defensa de la preservación, 6

defensa y restauración de los derechos humanos y universitarios, en el seno de las comunidades universitarias correspondientes a las mismas.

II. La organización de las Universidades autónomas públicas y particulares ha seleccionado la figura administrativa territorial y técnica de organismos descentralizados del estado en el caso de las públicas y las particulares han desconcertado a las defensorías universitarias otorgándoles fines específicos.

La autonomía de las universidades de la región regularmente se refiere a la libertad de cátedra e investigación y a la libertad de pensamiento, autonomía técnica para organizarse, ejecutar sus funciones, expedición de sus propias normas dentro del orden jurídico nacional, la personalidad jurídica y el patrimonio propio, así como en sus finanzas, materia èsta que todavía genera problemas por depender ya sea de las políticas presupuestarias del estado de que se trate o de patronatos o fundaciones que establecen sus fondos.

III. Las defensorías de la región regularmente son instancias independientes de la autoridad central Universitaria, Rector o Consejo colegiado, que de manera independiente, imparcial y en ocasiones con énfasis en la no discriminación y con cuidado del género, se ocupan de la preservación, difusión, divulgación y restauración de los derechos humanos, lo que ha venido propiciando una formación de una cultura de conocimiento y respeto a los derechos humanos no solamente en sus propias comunidades sino en sus entornos sociales.

IV. Las defensorías de la región se establecen en cuanto a la designación del defensor y al ejercicio de sus funciones mediatoras, conciliatorias y recomendatorias, a imagen y semejanza del ombudsman nacional, estadual o municipal, como es el caso de la Defensoría de los Derechos Universitarios de la Universidad Nacional Autónoma de México cuya fundación en 1985 dio lugar a la creación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que es el ombudsman nacional y a los correspondientes Ombudsman locales, por lo tanto la práctica y vida diaria de las universidades de la región ha asimilado al defensor universitario con la figura del Ombudsman, creando así una especialización de funciones sobre la defensa de los derechos humanos y universitarios en las instituciones universitarias la cual se suma al ejercicio de las funciones del Ombudsman y sus procedimientos, homologaron a las de las defensorías universitarias en el grado de especialización en los usuarios universitarios.

V. Las Defensorías Universitarias se han agrupado para diversos fines de ayuda mutua, intercambio de experiencias y participación comparada con otras instituciones universitarias nacionales o internacionales, tal sería el caso de la REDDU de México y el futuro y próximo establecimiento de la Red Iberoamérica de Defensorías Universitarias (RIDU) que se realizará en Córdoba, Argentina.

VI. El ILO dentro de sus propósitos, se orienta a la difusión, pero también a la fundación y establecimiento del ombudsman en Latinoamérica y el Caribe, por lo tanto reconoció e incorporó a su estructura directiva a las defensorías universitarias creando una Dirección para la atención de este tema, por lo cual el acuerdo presume una conceptualización que por analogía con el ombudsman, que es el género, reconoce a la especie que es la defensoría Universitaria, la cual realiza las mismas funciones que el ombudsman pero de manera especializada y directamente al interior de las comunidades universitarias e indirectamente a la sociedad del entorno de las universidades.

VII. Todos los antecedentes y las conclusiones proporcionan fundamentos razonables para la ratificación, reconocimiento e integración del tema relativo a las Defensorías Universitarias y a sus diversos agrupamientos al ILO, como una categoría de Ombudsman 7

Especializado en la defensa de los derechos humanos y universitarios en Latinoamérica y en Brasil, por lo cual se considera apropiado y en contexto regional e internacional así como conforme a los estatutos del ILO, la asimilación y el auspicio de las mismas según se presenten las circunstancias y eventos que así lo ameriten, como sería el caso de la Red Iberoamericana de Defensorías Universitarias.

DR. LEONCIO LARA SAENZ MTRA. LETICIA GONZALEZ FLORES

CIUDAD DE MEXICO, FEBRERO DE 2018

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*